26 julio 2012

BAVAROISE DE MACEDONIA


Hola rosquiller@s!!

He estado un par de semanitas de vacaciones, por eso he estado un poco desaparecida. J
Los que me seguís por Facebook habéis podido ver mis andanzas por Cádiz a través de fotos en directo.
Que bonito es aquello, y el cazón en adobo, los boquerones fritos y el rebujito son más bonitos todavía!!!jejeje

IMPORTANTE: revisando post ya publicados he encontrado un error en la receta de la SARA. En vez de dos cucharaditas pequeñas de levadura son dos cucharadas soperas. Siento el error.

Hoy os traigo algo fresquito para aguantar un poco mejor el calorcito.

Es la receta que he elaborado para la propuesta que nos han hecho las chicas de Memòries d’una cuinera.


Este mes teníamos que elaborar un plato con macedonia, así que empecé a rebuscar entre mis 15.678 libros de cocina que tengo estratégicamente colocados para encontrar algo que me convenciera.

Et voila! En la enciclopedia de cocina francesa encontré la bavaroise de frutas, que traducida es una crema bávara hecha con nata y puré de frutas que posteriormente han de cuajar en la nevera para comerlo frío.

Os animo a prepararla, es muy sencilla y muy rica!


INGREDIENTES (para los dos vasitos de la foto)

  • 200gr de puré de fruta (la que queráis, la verdad es que quedan bien todas)
  1. Melocotón
  2. Manzana
  3. Cerezas

  • 200ml de nata para montar
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • 50gr de azúcar glaçé
  • 1 chorrito de Cointreau (opcional)

ELABORACIÓN

Cortamos las frutas escogidas y las trituramos.

Ponemos la gelatina en agua fría para hidratarla durante 10 minutos.

En un cazo, llevamos a ebullición el puré con el azúcar removiendo para que se integre todo bien. Retiramos y reservamos.

Escurrimos bien la gelatina y la mezclamos con el puré  batiendo enérgicamente con unas varillas manuales.

Dejamos enfríar.

Montamos la nata ( yo le añadí unas gotitas de vainilla, pero también es opcional)

Vamos integrando la nata en el puré frío con una espátula de goma haciendo movimientos envolventes para evitar que la nata baje.

Cuando esté lista la mezcla, rellenamos los moldes escogidos para la ocasión y dejamos en la nevera el tiempo suficiente para que cuaje.

NOTA- Si queréis añadir algún tipo de alcohol frutal, se ha de hacer cuando el puré está tibio, antes de que se enfríe del todo. Echamos el chorrito y batimos con las barillas.

Y…a disfrutar!!!

07 julio 2012

LA PIZZA AL CIOCCOLATO


Hace algunos días Nieves del blog Igloo Cooking me  invitó a participar en un concurso que tiene en marcha para celebrar su cumpleblog!!! Felicidades bonita!!



El tema es “La vuelta al mundo” y consiste en elaborar una receta que te recuerde algún viaje que hayas hecho.

Se que esta receta es básica y sencilla, pero es la primera que nos viene siempre a la mente a Alex y a mí cuando hablamos de alguno de los muchos viajes que hemos hecho.

En Noviembre del 2009 viajamos a Roma unos días para celebrar nuestros 2 años juntos.

Un día, viendo la Fontana de Trevi nos entró hambre y empezamos a subir una calle que sale desde la plaza. Encontramos un local pequeñito con un mostrador, cinco taburetes y un horno de leña.
Vendían porciones de pizza rectangulares y finitas de todos los ingredientes que os podáis imaginar, y estaba lleno de gente local que en su hora de comer aprovechaban como nosotros para picar algo.
Álex y yo empezamos a pedir porciones, una detrás de otra acompañándolas con unas cervezas de medio litro que sacabas de una neverita chiquitina que teníamos al lado.
Los trabajadores se partían de risa cada vez que nos levantábamos a por más!! J
Llegamos a comer tantísimas porciones, que cuando pagamos y nos íbamos a ir, el chico nos gritó que esperáramos un momento.
Cuando vi que sacaba del horno dos porciones sólo de masa y cogía un pote de Nutella y empezaba a echar chocolate no me lo podía creer. Nos regaló según dijo, la mejor pizza de Roma!
Así que nos fuimos tan contentos con nuestro premio a los mejores zampabollos que habían pasado por esa pizzería.

Estaba tan buena esa pizza, que nunca me olvidaré de ese día!!!


INGREDIENTES DE MASA BÁSICA DE PIZZA ITALIANA
 (El libro de cocina de la mamma)
  • 2 sobrecitos de levadura seca de panadería
  • ½ cucharadita de azúcar
  • 125ml de agua tibia
  • 425gr de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

  • Nutella
  • Avellanas tostadas a trocitos y sin piel



ELABORACIÓN

En un bol disolver la levadura y el azúcar en el agua tibia removiendo.
Taparlo con un paño de cocina limpio y dejarlo reposar durante 30 minutos.

Tamizar la harina en un cuenco. Hacer un hoyo en el centro, verter la mezcla de la levadura, echar la sal y el aceite.

Trabajaremos hasta obtener una masa suave y sedosa. Si veis que queda muy seca, ir añadiendo cucharadas de agua hasta que la veáis elástica.
Si por el contrario veis que falta harina, añadirla poco a poco.

Depende del día queda perfecta o falta un poquito de harina o agua. Lo viereis vosotros mismos.

Cuando esté lista hacemos una bola y la metemos en un bol untado con un poco de aceite. Tapamos con un paño húmedo y limpio, y dejamos levar 1 hora o hasta que haya doblado su volumen.

NOTA- Yo amaso en la panificadora. Para ello siempre ponemos los ingredientes líquidos abajo y los secos arriba.
La mezcla de agua, levadura y azúcar. Después el aceite, seguido de la harina y por último la sal.
Ponemos el programa de amasar sin hornear. Si finalizado el programa (en mi pani dura 20 min), veis que falta harina o agua, echamos y volvemos a amasar otra vez.

Cuando ha pasado el tiempo de levado, yo separo trozos de unos 80-100gr y los congelo. Así cuando os apetezca comer una pizza casera sólo hay que descongelarla, esperar a que coja temperatura ambiente y estirarla con un rodillo. J

Precalentamos el horno a 220º y horneamos unos 15-20 minutos.

Yo en esta ocasión he dejado unas placas bastante finitas para que me saliera una especie de tostada muy crujiente.

Antes de hornear la masa la pinchamos con un tenedor, ya que al no haber ingredientes encima saldrían burbujas.

Ya solo queda untar la Nutella y esparcir las avellanas a trocitos. Doblamos las porciones en dos a modo de libro y ….

BUON APPETITO!!

01 julio 2012

BUNDT CAKE DE CAFÉ Y NUECES


Muy buenos días de domingo! J

Os presento mi primer bundt cake! Y vaya manera de estrenarse!

Hace tiempo, en uno de los pedidos que le hice a Ingrid de My lovely food shop, compré este molde. Hay que decir que vale su precio en oro, tiene un desmolde perfecto y tiene pinta de ser una de esas cosas que dejas en herencia cuando te haces mayor, duro e irrompible.

Para aprender a hacerlo me sumergí en el increíble e irresistible blog de la reina de los Bundts y los Layer cakes, El Rincón de Bea. Lo explica todo tan bien que por complicado que sea, parece fácil!

En cuanto vi este, fue un amor a primera vista. Salió perfecto.

Es un cake denso y húmedo, pero a la vez es suave y el ligero toque a café lo hace perfecto para desayunar o merendar. J

Os dejo con la receta, espero que os guste!!!







INGREDIENTES

  • 315gr de harina de trigo
  • 85gr de nueces a trocitos pequeños
  • 5gr de levadura
  • 5gr de sal
  • 250+30gr de mantequilla a punto pomada
  • 85gr de chocolate Nestlé postres blanco
  • 4 huevos grandes
  • 60ml de café recién hecho
  • 5gr de café instantáneo en polvo
  • 285gr de azúcar
  • 10gr de extracto de vainilla
  • 250ml de leche entera













ELABORACIÓN

Derretimos al baño maría los 30gr de mantequilla, el chocolate, y los dos tipos de cafés a fuego lento y mezclando para que no se queme.
Cuando esté, dejamos enfriar y reservamos.
Precalentamos el horno a 175º y engrasamos el molde con mantequilla y un poco de harina espolvoreada (con este, al haber surcos mejor utilizar la mantquilla en spray).
Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla pase de amarillenta a blanca y esté espumosa.
Añadimos los huevos uno a uno, no añadiendo el siguiente hasta que no hayamos integrado por completo el anterior. Esto lo haremos a una velocidad media.
Ahora las nueces, previamente tamizadas para que no haya pielecitas y la vainilla.
Añadir la harina en tres veces alternando con la leche de manera que empezaremos y acabaremos con la harina. Es decir, harina (integrar), leche (integrar), harina (integrar), leche (integrar) y harina (integrar).

Separamos la masa en dos y en una de ellas le añadimos la mezcla de chocolate y café y mezclaremos con una espátula hasta que se integre todo bien.

En el molde vertemos la primera mezcla y alisamos con la espátula para que quede uniforme. Vertemos la de chocolate y café por encima y volvemos a alisar.

Dependiendo del horno necesitaremos entre 50-55 min para hornearlo, hasta que pinchemos el centro y el palillo salga limpio.

Para desmoldar estos pasteles es importante seguir los siguientes pasos:

  1. Sacar del horno y dejar enfriar exactamente 10 min.
  2. Pasado ese tiempo le damos un golpe al molde con el mármol (o superficie dura) y desmoldamos en una rejilla.
  3. Dejamos enfriar totalmente boca abajo para que se aplane la base.

NOTAS
Las medidas de la sal, la levadura, el café y la vainilla os las he convertido a gramos ya que se usan las teblespoons y las teaspoons.
Las primeras equivales a 15gr  y las segundas a 5gr.

Pues ya está…a comer!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...