24 febrero 2014

CAKE DE CLEMENTINAS Y AMAPOLA


Como me gustan este tipo de cakes, empezando por la forma y acabando por esa densidad que los caracteriza. Están buenos con todo…con café, té, chocolate, leche sola, con nutella…y por supuesto también solos.

Vamos a aprovechar la última tirada de las mandarinas para elaborar esta delicia, bañada con un rico sirope que lo carameliza.

Receta adaptada del libro Marta Stewart Cakes 

INGREDIENTES
  • 125gr de mantequilla pomada
  • 275gr de harina
  • 200ml de nata para montar (35% materia grasa)
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • ½ cucharadita de levadura
  • ½ cucharadita de bicarbonato
  • 1 puntita de cucharadita de sal
  • 300gr azúcar
  • 2 huevos L
  • Piel de 4 mandarinas
  • 195ml zumo de mandarina
  • 2 cucharadas soperas de semillas de amapola



ELABORACIÓN

Precalentamos el horno a 180º

En bol mezclamos la nata, 65ml de zumo y la vainilla batiendo hasta que esté todo integrado.

En otro bol mezclamos la harina con el bicarbonato , la levadura, la sal y las semillas. Todo tamizado.

Batimos la mantequilla con 230gr de azúcar y la ralladura. Añadimos los huevos ligeramente batidos, no añadiendo el segundo hasta que esté completamente integrado el primero. 

Ahora alternaremos los ingredientes secos con los líquidos. Empezaremos con 1/3 parte de harina, la mitad de la nata, otra 1/3 parte de harina, la otra mitad de la nata, y lo que queda de harina.
Es importante que hasta que no esté integrada la parte de harina, no añadáis el líquido y viceversa.

Cuando tengamos la masa lista, la disponemos en un molde de loaf o cake. Horneamos alrededor de 60min, dependiendo del horno puede ser un poco más.

Cuando esté horneado, desmoldado y templado pincharemos toda la superficie con un palo de madera de brocheta (por ejemplo)

Sirope de mandarina
En un cazo a fuego fuerte, llevaremos a ebullición los 130ml restantes de zumo y los 60gr de azúcar. Cuando hierva bajaremos al mínimo y dejaremos reducir durante 3 minutos.

Iremos echando el sirope poco a poco por encima de la superficie, dejando que el bizcocho lo vaya absorbiendo.


PUES AQUÍ TENÉIS EL DESAYUNO DE MAÑANA!!

17 febrero 2014

FISHERMAN'S PIE DE BACALAO Y GAMBAS


Pues ha resultado ser una grata sorpresa, delicioso.

Mis compis blogueras Aisha y Mara de Food Bloggers Trotamundos  nos hacen viajar a Escocia con dos propuestas de platos típicos de esa tierra muy interesantes. Yo me he decantado por la salada, el Fisherman’s Pie.

Un pastel con una base de pescado y una capa de patata gratinado, a partir de ahí cada cual con su imaginación y los ingredientes que prefiera. Yo he optado por una pareja que me gusta mucho y creo que se quieren a la hora de cocinar, bacalao y gambas. Y si además todo lo flambeas con un buen whisky escocés haces un plato con el que nadie puede quedar indiferente.

Vayamos con la receta…

INGREDIENTES

Base

  •          350gr de bacalao fresco
  •          350 gambas peladas
  •          1 puerro
  •          1 zanahoria
  •          1 tronco de apio
  •          1 buen chorro de whisky
  •          2 huevos duros
  •          3 cucharadas de bechamel


Puré de patata
  •          600gr de patatas
  •          2 cucharadas de bechamel
  •          Sal y pimienta
  •          1 pizca de nuez moscada
  •          1 pizca pimentón dulce

*Queso gruyere y 5 daditos de mantequilla para gratinar



ELABORACIÓN

Para preparar la bechamel fijaros en la receta de la moussaka.

Hacemos el bacalao y las gambas a la plancha. Dejamos templar y sacamos la piel al bacalao y desmigamos. Esto va a gustos, a mí me gustan los trozos grandes pero sino podéis desmenuzarlo.

Ponemos a hervir las patatas con piel. Cuando estén listas reservamos.

*Base de pescado
Pochamos las verduras a fuego medio en un chorro de aceite de oliva hasta que se ablanden.

Añadimos el pescado y dejamos un par de minutos para que se integre todo. Salpimentamos.

Subimos el fuego al máximo, echamos un buen chorro de whisky y con cuidado encendemos la llama con un mechero para que se flambee. Esperamos a que se apague la llama y reducimos el fuego.

Añadimos los huevos cortados a trocitos, la bechamel y mezclamos hasta que esté todo bien ligado. Apagamos el fuego y reservamos.

*Puré de patata
Pelamos las patatas y las chafamos ligándolo con la bechamel. Sazonamos con los ingredientes indicados.

Montado
  1.        Para montarlo ponemos en una bandeja apta para horno toda la base con el bacalao.
  2.        Disponemos una capa de puré de patata encima y lo cubrimos con el queso rallado y la mantequilla.
  3.        Horneamos a 200º para que se gratine y quede dorado.



Este plato es impresionante, y si lo acompañas de un buen vino lo hace exquisito.


12 febrero 2014

TARTA RED VELVET


La famosa, la inigualable, la original tarta de terciopelo rojo para celebrar la semana del amor.

He tenido la oportunidad de probar esta tarta en dos lugares muy famosos, en Hummingbird bakery de Londres y en Magnolia’s bakery de Nueva York. Sin lugar a dudas me quedo con la primera…el color, el sabor y la suavidad de la crema de queso.

He probado varias recetas de los muchos libros que tengo, pero esta es la que más me gusta.  

Tenéis que tener en cuenta que esta tarta lleva cacao en polvo, que junto con el colorante es lo que hace que tenga ese rojo oscuro. Veréis por internet fotografías de bizcochos con un rojo muy intenso, cuanto menos cacao le pongáis más subido de tono os quedará.

Os explico…


INGREDIENTES

Bizcocho
  • 120gr de mantequilla pomada
  • 300gr azúcar
  • 2 huevos tamaño L
  • 2 cucharadas sopera de cacao en polvo
  • 1 chorro de vainilla
  • 240ml de leche semidesnatada a temperatura ambiente
  • 1 cucharada grande de zumo de limón
  • 300gr de harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 2 cucharaditas de vinagre
  • 1 cucharadita de colorante en pasta

Crema de queso

  • 70gr de mantequilla pomada
  • 300gr de azúcar glass
  • 125gr de queso philadelphia  frío



ELABORACIÓN

  • En un vaso grande, echamos la cucharada de zumo de limón en la leche. Dejamos reposar  10 minutos y removemos y reservamos. Tendrá un aspecto a yogurt líquido con un olor ligeramente agrio pero le da mucha jugosidad al bizcocho.
  • Tamizamos la harina y el cacao y lo mezclamos.
  • Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema blanquecina.
  • Añadimos los huevos de uno en uno ligeramente batidos. No añadiremos el segundo hasta que el primero no esté completamente integrado.  Echamos el chorrito de vainilla y volvemos a batir.
  • Ahora iremos alternando la mezcla de harina con la leche sin dejar de batir. Es decir 1/3 de harina, ½ de la leche, 2/3 de harina, la otra ½ de la leche, y lo que queda de harina. Siempre empezando y terminando con los ingredientes secos.
  • Ponemos el colorante, batimos hasta que quede totalmente repartido.
  • Por último, en un recipiente pequeño mezclaremos el bicarbonato con el vinagre. Veréis que hace espuma, lo echaremos en la masa y lo integramos.
  • Volcamos la masa en el molde y horneamos durante unos 60 min o hasta que pinchemos en el centro y salga limpio.
Crema de queso

  • Con la batidora eléctrica batimos la mantequilla con el azúcar glass tamizado hasta que quede integrado.
  • Añadimos el queso frío de golpe y batimos a velocidad alta.
NOTAS Y CONSEJOS

  1. Las medidas son americanas (cucharada=tablespoon=15gr) (cucharadita=teaspoon=5gr)
  2. Todos los ingredientes del bizcocho deben estar a temperatura ambiente.
  3. El colorante es muy espeso y es muy complicado integrarlo por si sólo.  Lo que yo hago es diluirlo en un pelín (muy poca) de agua caliente en un vaso de chupito. Mucho cuidado con mancharos que no se va!
  4. Las cantidades de la receta son para un molde de 20 centímetros.
  5. Es mejor hacerlo de un día para otro, dejando que repose el bizcocho envuelto en film una vez frío dentro de la nevera. Guardamos la cobertura en un recipiente a parte y montamos la tarta antes de servir.
  6. Es muy importante que tamicéis bien el azúcar glass para hacer la cobertura, de lo contrario os saldrá con grumos difíciles de deshacer.
  7. Al batirlo con la mantequilla colocar un trapo encima, sino se os llenará la cocina de azúcar.
  8. El queso ha de estar frío y batirlo durante poco tiempo, hasta que veais que adquiere la textura correcta. Si os pasáis  se volverá más líquida de lo que queremos.



PARECE COMPLICADO, PERO SI SEGUÍS LOS PASOS OS SALDRÁ MUY BIEN!!


05 febrero 2014

RISOTTO AL VINO TINTO


El mes de enero hicimos vacaciones, pero Leny y yo volvemos con el reto Receta2 con mucha fuerza y ganas de traeros muchas cosas recetas ricas, en su versión original y más purista y en las versiones más diversas que os podáis imaginar.

Cuando Leny me dijo su idea de hacer Risotto no dude, en mi opinión el arroz es de los ingredientes más importantes que hay en mi cocina y que nunca falta por su facilidad en quedar bien en muchas facetas diferentes…caldoso, meloso, seco, frito…incluso hervido con ajo y perejil como me lo hacía mi madre cuando estaba enferma del estómago.

Y hoy os traigo esta magnífica receta que os sorprenderá y os encantará. No os dejéis engañar, no queda para nada fuerte de sabor, pero es muy importante usar un buen vino tinto sino se arruinará el plato.


INGREDIENTES

  • ·         1 ½ litro de caldo de pollo suave casero
  • ·         1 zanahoria mediana
  • ·         1 ramita de apio
  • ·         1 cebolla mediana
  • ·         300 gr arroz bomba
  • ·         100 gr de parmesano recién rallado
  • ·         Sal y pimienta recién molida
  • ·         150 ml vino tinto de buena calidad
  • ·         100 gr mantequilla y 2 cucharadas de aceite



ELABORACIÓN

Picamos las verduras pequeñitas y las pochamos en 75 gr de mantequilla y 2 cucharadas de aceite de oliva. Deben quedar doradas, pero no tostadas así que hacerlo con el fuego suave. Salpimentamos.

Agregamos el arroz y lo mezclamos con las verduras.  Dejamos  un par de minutos para que coja el aroma de la mantequilla mientras removemos constantemente.

Echamos el vino y mezclamos, subimos el fuego y dejamos reducir.

Añadimos el caldo caliente poco a poco, de cucharón en cucharón. No agregaremos más hasta que el que hay en la cazuela prácticamente se haya absorbido. 

Cuando el arroz esté prácticamente al dente, añadimos el resto de la mantequilla y el parmesano recién rallado. Lo integramos todo.

Retiramos del fuego y lo dejamos tapado durante un par de minutos para que repose, tiempo en el que saltearemos unas tiras de bacon para poner encima.

**A tener en cuenta

  1. El arroz ha de quedar meloso, ni líquido ni seco.
  2. Las verduras podéis poner las que más os gusten, puerro, pimiento verde…
  3. Durante todo el proceso no dejaremos de remover, no vale ir a poner música, hablar por el watsapp o preparar el aperitivo :)  …es engorroso de hacer pero vale mucho la pena!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...