03 diciembre 2011

PASTELITOS DE BELEM



Antes de todo, me gustaría enviar una felicitación muy especial. Ayer fue el cumpleaños de mi tía Laura, que como ya sabéis por ella tiene el nombre este blog.
Pues bien, ayer hubiera cumplido 102 años!!Cómo la echo de menos, y como me hubiera gustado darle un abrazo fuerte como los que le daba cuando era pequeñita!! Desde aquí le mando un besito muy grande esté donde esté.
Hoy os voy a poner la receta de unos pastelitos típicos de Portugal, más concretamente de Lisboa si no me equivoco. El fin de semana pasado mi madre me dijo que los había hecho y que estaban buenísimos, así que a ello me puse y la verdad es que son buenísimos y una vez empiezas a comer son un vicio!!!
Si os gusta la crema no dejéis de hacerlos porque son facilísimos de hacer. Yo cogí la receta del blog Las Recetas de Mamá, el cual merece una mención especial porque no tiene desperdicio!

Aprovecho para deciros que me he comprado en una tienda del centro de Barcelona un pote de mantequilla líquida en espray. Va súper bien para rociar los moldes, así que ya sabéis en que gastaros los dineros!
Allá vamos con la receta:

INGREDIENTES
  • 200ml de nata
  • 1 palo de canela
  • Cáscara de 1 limón
  • un poco de leche
  • 3 yemas de huevo
  • Mantequilla para los moldecitos
  • Lámina de hojaldre Lídel
  • 150g de azúcar
  • 25 g de maicena diluidos en un poquito de leche

A mí con estas cantidades me han salidos 30 pastelitos. Son pequeñitos, como un canapé. Yo los hice en un molde de silicona para hacer tartaletas que se pueden hacer 15 a la vez. En dos tandas.
Cogemos la placa de hojaldre rectangular y la enrollamos por la parte larga. Ha de quedar un rulo  largo con espiral dentro. Cortarla  a redondas pequeñas de un dedo de grueso más o menos.
Forramos los moldes con la pasta haciendo una especie de cacerola para poder rellenarlo con la crema. Cuando estén todos forrados preparamos la crema de nata.
En un cazo ponemos la nata y una tacita de leche, el azúcar, la rama de canela y la piel del limón entera, no rallada. Cuando empiece a hervir se saca la canela y la piel, se retira del fuego  y con un colador se tira la maicena disuelta en un chorro de leche para que no caiga ningún grumo. Ponerlo otra vez en el fuego y cuando empiece a hervir otra vez retirarlo y añadir las tres yemas batidas en otro chorro de leche pasadas por al colador y volver a poner en el fuego hasta que espese, pero procurar que no llegue a hervir otra vez. Es importante que no dejéis de mezclar para que no salgan grumos. Yo mezclo con unas varillas de Ikea recubiertas de silicona que van súper bien.
Cuando tengamos la crema lista la dejamos reposar un par de minutos, porque enfría muy rápido. Rellenamos los moldes y horneamos a 180º unos 20 minutos o hasta que veáis que la crema se empieza a dorar y el hojaldre esté cocido.
Cuando terminemos, los desmoldamos y espolvoreamos con azúcar glas y canela en polvo.
La verdad es que dicen que no es bueno comer la crema caliente, pero yo no me pude resistir, están buenísimos! Pero en frío también están deliciosos, yo los tenía en un platito en la cocina y cada vez que entrabamos caía uno.
Espero que os gusten!!!!!



1 comentario:

  1. Me encantan los patéis de belem. Me traen muy buenos recuerdos, de mi luna de miel en Lisboa, todos los días ibamos a desayunar a Belem y no podía parar, creo que si me hubiera tenido que poner el vestido cuando volví, no me hubiera entrado.. Me llevaré la receta y los probaré
    Me quedo por aqui porque tienes unas recetas estupendas y te invito a visitar mi blog
    http://ysihubierasidococinera.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...