26 mayo 2016

BIZCOCHO DENSO DE LIMON CON GLASEADO {me caen 33}


Pues sí, una ya se va haciendo mayor. Uso crema de contorno de ojos y ya me llaman señora en la cola del súper (por poco no le tiro el cartón de leche a la cabeza al hombre).

Pero feliz, ha sido un año muy duro de muchos cambios en mi vida tanto anímicos como en mi entorno personal. Pero en 7 meses me he conocido muchísimo a mí misma y me he demostrado que no hay nada imposible, entre otras cosas empezar de nuevo sola cuando siempre había estado acompañada.

Pero de todo aprende uno, y como me dijo mi madre en uno de mis momentos más bajos, no hay mal que 100 años dure ni cuerpo que lo aguante. Y señores…es muy cierto.

Así que para celebrar mis 33 añitos y mi renacer personal he hecho este maravilloso bizcocho denso con un fuerte sabor a limón, y por si no fuera suficiente lo he bañado con un glaseado también de limón… simplemente perfecto.


La receta es de la escuela Hofmann, con este bizcocho hicimos un trampantojo y eran las patatas fritas que acompañaban a la hamburguesa dulce. Yo la he adaptado a un molde grande y he hecho algún pequeño cambio.
INGREDIENTES
  • 5 huevos
  • 300gr azúcar
  • 200gr nata líquida para montar
  • 350gr harina
  • 7.5gr levadura en polvo
  • 125gr mantequilla a punto pomada (muy blanda)
  • Ralladura de 5 limones
  • zumo de 1/2 limón
  • 1 pizca de sal


ELABORACION

  • Lo primero que haremos será tamizar la harina junto con la levadura y la sal. Reservamos.
  • Blanqueamos los huevos con el azúcar. Ojo, no batimos hasta que triplique el volumen como en un bizcocho esponjoso, queremos que nos quede denso, así que batiremos lo justo hasta que se blanquee la mezcla.
  • Añadimos la nata por un lateral poco a poco sin dejar de batir.
  • Integramos la harina en dos veces hasta que esté todo bien mezclado.
  • Añadimos la ralladura y el zumo de limón y volvemos a mezclar.
  • Por último integramos la mantequilla pomada a trocitos y nos aseguramos de que se mezcle y deshaga con el resto de ingredientes.
  • Horneamos a 180º en el horno precalentado durante aproximadamente 60min o hasta que pinchemos con un palillo y este salga limpio.
  • Para hacer el glaseado basta mezclar el azúcar glas con zumo de limón, empezando con gotitas y vamos añadiendo dependiendo de la consistencia que queramos.
  • Rallamos limón encima del glaseado para servir.

Y a disfrutar señores!!!

Nota
Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente antes de empezar a elaborar la receta.
Yo la hago con la KitchenAid, pero al no tener que meter demasiado aire en la mezcla de huevos y azúcar se puede hacer perfectamente con unas varillas manuales.


23 mayo 2016

HOJALDRE CON CREMA DE ALMENDRAS Y FRESAS


Me encantan las fresas cocinadas, creo que son super versátiles. Están buenas con yogurt, en una rebanada de pan con mantequilla a modo de mermelada...o como relleno de una tarta o hojaldre como este.

Una deliciosa crema de almendras que te comerías a cucharadas en un ataque de esos nocturnos y unas cuantas fresas y tenemos un postre de reyes. Podemos dejar el relleno preparado el día anterior, para hornear un par de horas antes de comerlo el hojaldre y así dejamos que se enfríe.


Es una delicia, os lo aseguro. La crema es del blog de mi bruja Juana, de la cocina de Babel. Lo otro, imaginación.
Estas cantidades dan para hacer dos planchas de la forma que más os guste, yo hice una trenza y mini pastas.


INGREDIENTES
  • 2 planchas de hojadre
Crema de almendras
  • 60gr mantequilla pomada
  • 60gr azúcar glass
  • 60gr almendra molida
  • 1 huevo
  • 15ml de ron
Fresas cocinadas

  • 1 kg de fresas
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 chorro de ron

Acabado

  • Huevo batido para pintar el hojaldre
  • Almendras laminadas crudas
  • Azúcar glass para decorar


ELABORACION


Para preparar la crema de almendras batimos la mantequilla pomada hasta que esté cremosa y vamos añadiendo el azúcar glass hasta integrarlo del todo.
Haremos lo mismo con la almendra, poco a poco. Cuando tengamos los tres ingredientes bien mezclados añadiremos el huevo ligeramente batido y mezclaremos hasta conseguir una crema.
Llevaremos a la nevera tapado con papel film al contacto con la crema para evitar que se endurezca la capa superior y revesaremos hasta que la vayamos a usar, aguanta perfectamente días.

Para cocinar las fresas las lavaremos bien y cortaremos en pequeños trozos. Llevaremos al fuego suave en un cazo con el azúcar y un buen chorro de ron.
A medida que se van cocinando iremos sacando con una cuchara la espumilla que saca de las impurezas. Va a gustos, pero a mi me gustan muy blanditas, casi a punto de mermelada.
Dejamos enfriar y reservaremos hasta utilizar, veréis que os quedará mucha cantidad de un rico jarabe. Si os sobra y queréis un consejo comprar helado de nata y poner un par de cucharadas por encima, alucinaréis!

Para montar el postre sólo hace falta que pongáis una capa generosa de crema encima del hojaldre y las fresas, cerráis, pintáis con huevo batido, espolvoreáis las almendras laminadas y horneáis a 190º hasta que el hojaldre esté bien dorado.

Cuando haya enfriado espolvoreáis una buena capa de azúcar glass por encima y listo para disfrutar.

NOTAS

La crema de almendras tiende a deshacerse y salirse, no pasa nada e incluso le da un toque rústico al hojaldre.





12 mayo 2016

BOQUERONES EN VINAGRE


En cada sitio del mundo tienen sus platos tradicionales o imágenes típicas. Una de las nuestras es una mesa con cervezas frías, olivas, patatas fritas y un plato de boquerones en vinagre los domingos al mediodía antes de comer.
El aperitivo typical spanish es sencillamente…lo mejor.
Algún día alargo el tiempo de marinado para que estén más blancos, incluso de vez en cuando los hago en vinagre puro en cual caso sólo los dejo un par de horas para que no se deshagan.
Pero la receta que os pongo es la que salen bien siempre, me la dio mi mama. Sé que el 80% de la gente que lea esta entrada tendrá su propia receta de boquerones, pero también sé que les entrará el gusanillo de prepararlos para este fin de semana y servirá para los que no los hayan hecho nunca.

INGREDIENTES
  • 1kg de boquerones limpios
  • Vinagre de vino blanco
  • Agua
  • Sal, aceite de oliva virgen
  • Ajos (cantidad a gusto de cada uno)
  • Perejil fresco


ELABORACION
  • Mezcla del marinado: 80% vinagre- 20% agua
  • Os soy sincera, siempre le pido a mi pescadera que me los limpie y prepare. Soy un poco vaga, que le vamos a hacer.
  • Aunque los compro limpios siempre los paso por un poco de agua, entonces los pongo en un recipiente grande con agua fría y cubitos de hielo para que se desangren bien. Los tendremos unas 3 horas.
  • Pasado el tiempo, los escurrimos, secamos con papel absorbente y congelamos al menos 24 horas.
  • Cuando vayamos a prepararlos, descongelamos y en un recipiente los colocaremos por capas y con la piel hacia abajo salándolos y cubriendo de la mezcla de vinagre en cada una de las capas. Han de quedar bien cubiertos.
  • Dejamos marinar durante 10 horas, o hasta que veamos que están blancos.
  • Pasado el tiempo los escurrimos y disponemos en otro recipiente aliñando con un buen aceite de oliva y ajos laminados. Yo en este paso chafo los ajos con un machaca-ajos y los mezclo con el aceite y el perejil picado antes de ponerlo encima de los boquerones, de esta manera queda más uniforme pero hay gente que prefiere el ajo a láminas para poderlo retirar.
  • Una vez aliñados esperaremos un día para comerlos, así los sabores ya estarán perfectamente potenciados.
  • En un tapper bien cerrado nos aguantan en la nevera 1 semana.




06 mayo 2016

TARTA DE QUESO CON PASAS AL RON


Si te viene un compañero de trabajo en tus momentos más bajos y te regala un potecito de mermelada de higos casera hecha por su mujer Carme, tú te la guardas a buen recaudo durante unos meses hasta que la alegría vuelve a ti y haces una deliciosa tarta de queso con pasas al ron. Entonces es cuando haces la mezcla perfecta!

No sé vosotros pero las tartas de queso sin un toque de mermelada no me saben igual. Esa fusión de sabores me apasiona.

La receta es la que hicimos en el primer curso de pastelería de la escuela Hofmann con algunos cambios, y es realmente buena y suave. Si a eso le añades el toque de las pasas lo culminas.

Vayamos a por la receta.

INGREDIENTES (molde 20cm)

Base
  • 250 galletas chiquilín o digestive
  • 100gr de mantequilla
Masa
  • 500gr queso crema
  • 160gr azúcar
  • 2 huevos
  • 100gr mantequilla fundida y enfriada
  • 60gr harina
  • 4gr sal
  • Ralladura de 1 limón
  • 60gr de pasas
  • Ron
  • 1 vaso de agua
 

ELABORACION 
  1. Engrasamos un molde desmontable de 20cm, forrando con papel de horno para que nos sea más fácil desmoldar.
  2. Empezaremos por hidratar las pasas durante 2 minutos con un vaso de agua calentada en el micro. Escurrimos y les echamos un buen chorro de ron.
  3. Trituramos las galletas y mezclamos con la mantequilla fundida caliente. Ponemos la mezcla en el fondo del molde y nos ayudamos con el culo de un vaso para prensarla bien. Llevamos al congelador mientras preparamos el relleno.
  4. Separamos las yemas de las claras.
  5. Mezclamos el queso con las yemas de huevo, la mitad del azúcar, la ralladura de limón hasta que resulte una crema.
  6. Añadimos la harina tamizada con la sal y lo integramos.
  7. Cuando está integrada la harina incorporamos la mantequilla enfriada.
  8. Montamos las claras a punto de nieve añadiendo el azúcar en forma de lluvia a medio      montado y sin dejar de batir.
  9. Incorporamos las claras a la mezcla de queso con ayuda de una lengua y movimientos envolventes, teniendo cuidado que no se bajen. Integramos las pasas bien escurridas de ron.
  10. Sacamos el molde del congelador y lo rellenamos con la mezcla.
  11. Horneamos durante 10 minutos a 180 y bajamos la temperatura a 160. Dejamos durante 30 minutos más.
  12. Retiramos del horno y dejamos enfriar por completo a temperatura ambiente. Retiramos el aro del molde y llevamos a la nevera un mínimo de 5 horas antes de consumirlo.
  13. Siempre estará mejor de un día para otro.



29 abril 2016

PATE DE SALMON AHUMADO Y BERBERECHOS


Invitados por sorpresa y yo con estos pelos? Pues solución rápida al problema… unas cervecitas, unas tostaditas y este paté ultra rápido de hacer y súper sabroso y original. 

Algunos se sorprenderán por incluir berberechos, pero el sabor es genial.

Yo siempre suelo tener alguna lata de berberechos en casa para los aperitivos del domingo, el salmón me encanta y suelo ponerlo en ensaladas y queso crema es vital tener siempre en la nevera para cuando entra el gusanillo de cheesecake.

Y sino es para hacerlo de improvisto y no tenéis los ingredientes en la nevera ir a comprarlos para cualquier noche de picoteo, os encantará!!

Yo todo lo tenía en casa porque son ingredientes que uso mucho en los platos del día a día, y desde que lo hice sobre la marcha  acordándome de uno que hizo mi buena amiga Anita para una cena lo he repetido varias veces.

INGREDIENTES 

  • 1 lata de berberechos
  • 100gr de salmón ahumado
  • 150gr queso crema
  • 30gr nueces
  • 1 cucharada sopera de mostaza de Dijon a la antigua
  • 1 cucharadita de café de eneldo

ELABORACION
  1. Escurrimos bien los berberechos (no los lavamos). Vale la pena usar berberechos un poco buenos, de esta manera no habrá arenilla.     
  2. Tan simple y rápido como batir todos los ingredientes juntos hasta conseguir la textura deseada. Ya sabéis que a mí me gusta más la textura granulosa que me permita notar trocitos de nuez, pero si os gusta más fino id probando y batiendo más si fuera necesario.
  3. Yo uso tostaditas de panadería. En varias las hacen diariamente, y no tiene nada que ver el sabor con las compradas en supermercado, vale la pena!     
  4. Ponemos el paté en un tarro de cristal y llevamos a la nevera al menos 2 horas antes de comerlo. Lo serviremos con eneldo espolvoreado por encima.
Que aproveche!!


20 abril 2016

MAGDALENAS DE NATA



Entre semana me limito a tomar un café con leche y unas tostadas para desayunar, pero los fines de semana llega ese maravilloso momento en el que te despiertas con ganas de acompañar el café con algo diferente y a poder ser siempre casero.

Hay veces que te apetece chocolate, otras no…pero cuando no apetecen unas magdalenas hechas en casa? Clásicascon naranja y canelacon arándanosalmendra miel y limón, de chocolate negro… o estas que he hecho añadiendo nata para montar en la masa. Simplemente perfectas.

Llevaba tiempo pensando en hacerlas, pero cuando hace un mes fui a Madrid y paseando por el rastro me crucé con la caja bonita de Cola Cao de la foto… visualicé la magdalena a su lado.

Me salen alrededor de 20 magdalenas grandes, y cuando se enfrían las congelo por separado y luego las junto en una bolsa. Sólo hace falta sacarlas 20 minutos antes y las tienes listas para desayunar cuando quieras.

Con esta receta quedan muy esponjosas y con ese punto denso que a mí me gusta, está basada en la de magdalenas clásicas que fue una de las primeras recetas del blog. Divinas.

INGREDIENTES 
  • 5 huevos
  • 275gr de azúcar
  • 350gr de harina
  • 190ml aceite de oliva
  • 125ml nata para montar a temperatura ambiente
  • 1 sobre de levadura
  • Ralladura de una naranja
 

ELABORACION
  • Precalentamos el horno a 220
  • Batimos los huevos con el azúcar con paciencia hasta que resulte una mezcla espumosa y haya triplicado el volumen.
  • Por el lateral del bol y sin dejar de batir echamos el aceite en forma de hilo poco a poco para que no nos salpique.
  • Cuando esté integrado el aceite haremos lo mismo con la nata.
  • Tamizamos la harina junto a la levadura e incorporamos en dos veces a la masa.
  • Tapamos la masa con papel film al contacto para que no se forme una película dura y dejamos reposar dos horas.
  • Pasado el tiempo distribuimos la masa en nuestros papeles de madalena sobre base (si no utilizáis una base estable como esta por ejemplo, los papeles no aguantan el peso y se desparrama la masa).
  • Metemos en el horno durante los primeros 10 minutos a 220 y bajamos a 180 durante 15 minutos más o hasta que pinchemos en el centro y el palillo salga limpio.
  • Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo para comer o congelar.
Y a disfrutar!




14 abril 2016

TOMATES SECOS CONFITADOS {Elaboraciones básicas caseras}



Hay veces que algo tan simple como un tomate seco alegra un plato aburrido.  Y ese algo simple cuando vas a comprarlo te clavan un ojo de la cara, cuando en realidad son muy sencillos de hacer para poder tener en nuestra despensa.

También es el caso del extracto de vainilla casero, además hay que añadir que cuando lo pruebas hacer en casa ya no vas a comprarlo más.

Estos tomates te alegran una ensalada, un plato de pasta, un buen trozo de carne o pescado o simplemente con un trozo de pan y queso.

Yo siempre los compro en Casa Gispert en el barrio del Born de Barcelona, son buenísimos y valen 1/2 kg 5 euros. Los confito y meto en tarros al vacío, luego los voy usando y así tengo reservas para tiempo.

Os dejo la receta para que os animéis a hacerla, no pongo cantidades exactas por si hacéis menos cantidad ya que los he visto en paquetes más pequeños…y de esta manera podéis jugar a vuestro gusto con las especias.



INGREDIENTES
  • 500gr de tomate seco
  • Laurel
  • 1 rama de romero
  • 1 rama de tomillo
  • 1 cucharadita de orégano
  • Agua
Conserva
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Romero, tomillo y orégano
  • Granos de pimienta
  • Ajos
ELABORACION
  • Ponemos un cazo al fuego con las hierbas, el laurel y sin sal, ya que los tomates suelen llevar.
  • Cuando rompa a hervir metemos los tomates y los dejamos 5 minutos.
  • Los retiramos (sin hierbas) y disponemos en papel de cocina absorbente.
  • Ponemos otra capa de papel absorbente y dejamos 1 hora hasta que sequen. Este paso es muy importante, porque de no acerlo el agua que quedara en los tomates los estropearía una vez en el bote.
  • Ahora solo queda montar nuestros tarros. Cortamos ajos por la mitad, picamos las hierbas y vamos intercalándolas con los tomates mientras vamos llenando con aceite de oliva.
  • De vez en cuando con una cucharita limpia empujaremos hacia abajo para sacar las burbujas de aire y seguiremos con el proceso.
NOTA IMPORTANTE
 **Cuando abramos un bote es vital que el cubierto que usemos para sacar los tomates sea limpio, no pinchéis después de hacerlo con otro alimento o se os pondrán malos.


06 abril 2016

PUDDING DE PIÑA Y LIMON { Sin horno}


Me encanta cocinar, es algo evidente. Me pasaría el día viendo Canal Cocina, leyendo libros o cocinando.

De vez en cuando publico recetas de chupchup, de esas que has de hacer sin reloj y sin prisas. Recetas de toda la vida que siempre salen bien y que necesitan mimo.

Aunque hoy en día con el trabajo que tenemos todos y las prisas para cualquier cosa cada vez hay menos tiempo y ganas de hacer esas recetas de horas. Lo que buscamos son esas en las que en poco tiempo obtenemos resultados muy buenos y vistosos.

Esta es una de esas recetas, en 20 minutos tienes ya el pudding en el molde enfriando, sin horno y prácticamente sin ensuciar.

La hizo mi prima Mª Antonia de postre en una cena el verano pasado en Mallorca y acto seguido le pedí la receta. Resultado: un postre delicioso y adictivo!

INGREDIENTES

  • 1 lata grande de piña en su jugo (bote 800gr)
  • 2 sobres de gelatina de limón (paquete de 170gr)
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • Zumo de 1 limón
  • 1 chorro de ron 



ELABORACIÓN
  1. En un cazo calentamos el jugo de la piña, el limón, el ron y el azúcar. Llevamos a ebullición hasta que el azúcar se disuelva.
  2. Añadimos la gelantina y removemos.
  3. Mezclamos con el puré de piña.
  4. En el molde escogido ponemos unas rodajas de piña (extras, a parte de la lata de la receta) en el fondo y disponemos la mezcla.
  5. Dejaremos templar a temperatura ambiente y meteremos en la nevera hasta que cuaje. Mejor de un día para otro.
  6. Antes de servir espolvorearemos azúcar moreno por encima y quemaremos con el soplete.
**NOTAS

Si no tenéis soplete podéis poner caramelo líquido en el fondo del molde antes de las rodajas de piña.

La gelatina y la piña las compré en Mercadona, las cantidades son esas. Y sólo hay una gelatina de limón y una lata grande de piña)

05 abril 2016

SOBAOS PASIEGOS DE CHOCOLATE --vuelvo!! :)


No sabéis las ganas que tenía de volver a abrir mi cocina y cocinar para vosotros! 
He pasado unos meses realmente malos en lo personalmente hablando por motivos que no vienen al caso o que simplemente no vale la pena ni mencionarlos.

El blog, las fotos, las recetas, los platos son un reflejo de mi persona por lo que he esperado el tiempo suficiente para estar bien y volcar el 100% de nuevo. Y si estás leyendo esta entrada, de corazón te doy las gracias por esperarme porque sin tí la rosquilla de la tía Laura no sería nada. :)

Una de las cosas que me vienen a la cabeza de mi viaje a Cantabria hace ya algunos años son los sobaos que me comía para desayunar en la casa rural donde dormíamos. Y desde entonces no los había vuelto a probar.

Pero creo recordar que fue este verano cuando Virginia del blog Sweet&Sour publicó una foto en su Instagram de los sobaos que se estaba comiendo con sabor a su infancia. Y desde entonces iban y venían a mi cabeza hasta que decidí hacerlos, pero en versión chocolateada.

Que voy a decir...fáciles, rápidos y deliciosos. Tres adjetivos que los convierten en obligados de hacer.



INGREDIENTES

  • 3 huevos L a temperatura ambiente
  • 250gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250gr de azúcar
  • 210gr de harina
  • 40gr de cacao en polvo
  • 2 cucharaditas de levadura
  • Ralladura de 1/2 naranja




ELABORACIÓN


  1. Tamizamos la harina junto a la levadura y reservamos.
  2. Ponemos la mantequilla a punto pomada en un bol junto con el azúcar y batimos hasta que nos resulte una crema ligera.
  3. Vamos añadiendo los huevos unos a uno y batimos hasta que estén bien incorporados. No añadiremos el siguiente hasta no estar batido el anterior.
  4. Añadimos la harina y mezclamos de nuevo.
  5. Disponemos la masa en un molde previamente engrasado (yo en molde pirex de cristar cuadrado para que salieran más altos)
  6. Horneamos a 180º durante unos 25-30 min. Dependerá del horno.

**Notas


  • Yo lo he hecho en un solo molde grande y luego los he cortado en porciones. Si queréis hacerlos en los moldes tradicionales en internet tenéis muchos vídeos que os enseñan a hacerlos de una manera fácil y en casa.
  • Tener ojo al hornear, si véis que se tuestan mucho por arriba acabar de hornearlos con un papel de plata por encima.




22 diciembre 2015

4 ENTRANTES Y 4 DULCES NAVIDEÑOS



Hola rosquilleros, mientras mi vida va volviendo poco poco a su normalidad y me van entrando las ganas de encender de nuevo los fogones y el horno para volver a traeros cosas ricas y fáciles, os pongo una selección de recetas que ya tenía publicadas por si os faltan ideas para poner en la mesa estos dias.

1. CARPACCIO DE BACALAO AL PIMENTON DE LA VERA (foto de arriba). Muy sencillo de preparar y realmente es delicioso, nunca falta en la mesa de Navidad de casa de mi tia Majo.


2. CREMA DE PATATA TRUFADA CON SETAS Y JAMON. Un entrante caliente como una buena opción de primer plato.


3. CARPACCIO DE TERNERA CON VINAGRETA DE MANGO Y PISTACHO. Para los amantes del carpaccio es una gran idea, con una carne de calidad la mezcla con la vinagreta es muy buena.


4. PATE DE CHAMPIÑONES, AVELLANAS Y OPORTO. Algo fácil de preparar y siempre gusta a todos para picar con unas tostaditas o picos de pan.


Y DE DULCE...

1. CRESPELLS O "SENYORETS" MALLORQUINES. Pastas que recuerdan a los mantecados, completamente adictivas.


2. MANDARINA BORRACHA CON BAÑO DE CHOCOLATE. Más fácil imposible...y más rico tampoco.


3. PANACOTTA DE GINEBRA, LIMA Y LIMÓN. Para adultos, of course! ;)



4. GINGERBREAD. Clásico pastel/bizcocho de gengibre que se dice que su inicio fue en el cuento de Hansel y Gretel y de él salieron las famosas galletas de gengibre. En Francia conocido como pain d'epice.



Aprovecho para desearos a todos unas Felices Fiestas y una buena entrada de año!! 

Marina
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...