26 mayo 2014

BROWNIE DE CHOCOLATE


Confiáis en mí?

Comprad, pesad y hornead...no os arrepentiréis!
Hacía tiempo que la buscaba, la receta de brownie perfecta. No me acuerdo las veces que he probado recetas diferentes intentando encontrar ese punto que a mí me gustaba.
A menudo repito el brownie de galletas oreo porque es muy resultón, pero quería llegar más allá. 

Lleva una cantidad importante de harina, pero compensa con la mantequilla y chocolate así que no llega a ser bizcocho pero tampoco es un brownie pesado y empalagoso.

Y que mejor momento para publicarlo que hoy, mi 31 cumpleaños! Los 20 ya quedaron lejanos, pero mucha gente me cuenta que la treintena es la mejor etapa...así que veremos lo me depara el futuro!

Perdonadme que no haya foto del brownie entero, es que con las ansias de ver como había quedado por dentro corté sin persar!

Receta modificada del libro TEA WITH BEA

INGREDIENTES

  • 4 huevos
  • 200gr de azúcar blanco
  • 200gr de azúcar moreno
  • 250gr de mantequilla
  • 250gr de chocolate para repostería
  • 250gr de harina
  • 2 cucharadas soperas de dulce de leche
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 75gr pepitas de chocolate
  • 1 puñado de avellanas + algunas para la superficie


ELABORACION
  1. Derretimos la mantequilla y el chocolate al baño maría. Dejamos templar.
  2. Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato.
  3. Batimos los huevos con los azúcares hasta que hayan triplicado el volumen.
  4. Añadimos las 2 cucharadas de dulce de leche y seguimos batiendo.
  5. Por un lateral y en forma de hilo vamos añadiendo la mezcla de chocolate sin dejar de batir lentamente hasta que se haya integrado por completo.
  6. Añadimos la harina y la integramos poco a poco a cucharadas.
  7. Se añaden las avellanas y las pepitas y con ayuda de una espátula se integran.
  8. Disponemos la masa en una bandeja rectangular previamente forrada con un papel de horno y esparcimos el resto de las avellanas por la superficie.
  9. Se hornea a 180º durante unos 45' o hasta que pinchemos y el palillo salga limpio.
  10. Dejamos enfriar casi por completo dentro del molde.



15 mayo 2014

MAGDALENAS DE ALMENDRA, MIEL Y LIMÓN




Ya iba siendo hora de traeros algo dulce, que últimamente estoy demasiado animada con los platos salados.
Y para compensar, algo que sabe y huele divinamente. La mezcla de miel y limón es mundialmente conocida y usada en varias elaboraciones por lo bien que casan juntos.
Unas magdalenas elaboradas con harina de espelta y almendra, endulzadas con miel, aromatizadas con limón y empapadas con un almíbar.
Si lo preferís podéis elaborar la receta en versión bizcocho, riquísimo igual.
FUENTE: Love Bake Nourish -Amber Rose
INGREDIENTES
  • 225gr de harina de espelta
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 80gr de almendra molida
  • 2 huevos grandes
  • 250gr de miel
  • 250ml de yogurt griego
  • 150ml de aceite de oliva
  • Ralladura de piel de un limón
  • Almendras laminadas

*Almibar
  • 150ml de agua
  • 100gr de miel
  • Zumo de 1 limón

ELABORACION
En un recipiente mezclamos los ingredientes secos. Harina, levadura, sal y almendra.
Batimos los huevos con la miel, el iogurt, el aceite y la piel de limón.
Cuando tengamos todos los ingredientes bien integrados (batir durante 10 min) vamos añadiendo en tres partes los ingredientes secos y mezclando bien.
Distribuimos la masa en las cápsulas y esparcimos almendras por encima.
Horneamos a 180 durante 15-20 minutos o hasta que veáis que están doradas y pinchando salga seco.
Hacemos el almíbar calentando en un cazo el agua y la miel hasta llevar a ebullición. Añadimos el zumo de limón y que hierva a fuego lento hasta que veáis que coge consistencia de sirope.
Con un palillo (yo uso el cake tester) pinchamos todas las magdalenas, y con un pincel las vamos empapando con el almíbar.

09 mayo 2014

MIGAS DE BACALAO EN CAZUELA



Cuando mi compi bloguera Mon, de April’s Kitch y yo recorrimos todo el pabellón de vinos dando vueltas buscando la bodega Marques de Vizhoja no nos esperábamos semejante bienvenida. 

No sólo pudimos degustar sus vinos acompañados de un plato de marisco, sino que además nos obsequiaron con una cajita de sus gotas del Marqués, unos sobrecitos en tamaño individual de diferentes orujos para el café…o para bebértelos de un sorbito! :)

Las dos pensamos a la vez que esos vinos acompañados de un plato que tuviera como ingrediente principal el bacalao sería todo un acierto. Pues dicho y hecho, unas migas de bacalao hechas en mi nueva flamante cocotte (autoregalo de mi próximo cumpleaños) y un vino blanco afrutado bien fresquito.

Ella nos trae un bacalao de los apeninos a los andes confitado sobre pasta de naranja...apetece eh!! Corred a verla.

Esta entrada va en agradecimiento a ellos por el buen trato recibido y a Mon por ese día en que la conocí, las risas que nos dimos y lo encantada que quedé con ella. Muchas gracias por todo!




INGREDIENTES

  • 500gr de bacalao en migas (como el de la esqueixada)
  • ½ vaso de aceite
  • ½ vaso de vino blanco (yo usé el mismo)
  • ½ de agua
  • 3 ajos en láminas finas
  • 50gr de pan rallado
  • Perejil fresco picado (1 puñado)
  • 2 huevos duros
  • Pimentón de matanza




ELABORACIÓN

Dos días antes ponemos el bacalao en agua fría para desalarlo en la nevera. Iremos cambiando el agua cada 8 horas. En el momento de cocinarlo, lo escurriremos y secaremos bien.

En la cazuela echamos un chorro de aceite bien repartido. Colocamos el bacalao en una capa y el ajo por encima.

Espolvoreamos el pan rallado y el perejil.

En un recipiente mezclamos el agua, aceite y vino con el pimentón y lo esparcimos por encima.

Cocinamos a fuego lento hasta que se haya reducido la salsa casi por completo removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue en el fondo. 
Añadir sal si es necesario.

A la hora de comerlo, lo presento en cazuelitas de barro con un huevo troceado por encima.

Si lo hacéis de un día para otro está mucho más rico, vereis que es un plato muy sencillo de preparar y delicioso.

Que aproveche!





05 mayo 2014

GOULASH DE TERNERA




Me encantan este tipo de guisos, de los que te haría falta una barra de pan para ti sola.

Cuando Leny de Cocina de muerte lenta me propuso cocinarlo para el recet-a2 de mayo me pareció una idea excelente. No hacía mucho había comprado pimentón de matanzas y me ha hecho un buen uso. Ella ha hecho un goulash vegano, una receta que no os podéis perder nadie y con más razón los que no coméis carne.

El goulash es un estofado de carne típico de Hungría cocinado con vino tinto y pimentón húngaro(paprika). Hecho a fuego lento en cazuela sale verdaderamente delicioso.





ELABORACIÓN

Salpimentamos la carne y la enharinamos, la sellamos en la cazuela en abundante aceite de oliva. Retiramos y reservamos.
En el mismo aceite, rehogamos la cebolla cortada pequeña con los ajos. Cuando esté tierno añadiremos las zanahorias cortadas en rodajas finas y dejaremos que se cocinen unos 5 minutos.
Yo use un tarro de tomate frito casero que nos regaló Aneto en la feria de Alimentaria, todavía no ha salido a la venta pero intuyo que va a ser la bomba cuando lo haga. Es realmente bueno, nada que ver con ningún tomate comprado. Vosotros en la receta usad una salsa de tomate hecha en casa.
Añadimos las cucharadas de tomate y integramos todo, dejamos un par de minutos.
Incorporamos la carne dando un par de vueltas con una cuchara de madera para que se impregne de la salsa. Añadimos la cucharada colada de pimentón y volvemos a remover.
Añadimos un vaso de vino y dejamos 5 minutos a fuego vivo mientras removemos. Añadimos el resto de vino y agua, retocamos de sal y dejaremos cocinar a fuego mínimo durante 30-45 minutos o hasta que vosotros veáis que la salsa ya tiene la consistencia deseada.
Yo lo hago de un día para otro, de esta manera el guiso tendrá los sabores mucho más reposados.

A DISFRUTAR!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...