12 abril 2014

FRIT MALLORQUÍN- Receta de Semana Santa



Os soy sincera, me encanta comerlo ya que lo hago desde pequeña y en mi casa sólo se hace una vez al año para comer el sábado santo. Pero ni lo he hecho nunca ni lo haré, no soy muy amiga de la casquería y en realidad es el único plato que como con este tipo de ingredientes.

Caso curioso el mío, lo sé. Me encanta comerlo pero no puedo ni cortar ni cocinar. 
Aún así os traigo la receta a petición de algunos de la mano de un invitado muy especial, mi padre. No he tocado nada, la ha escrito él.

En casa los ingredientes los corta bien pequeñitos Julia (su mujer) y Alex (mi respectivo) y luego entre los tres cocinan este tradicional plato para que yo luego me lo coma! :)

Las fotos son del año pasado, no me entusiasman en absoluto pero quería publicar la receta para quién se animara.

INGREDIENTES

*Con estas cantidades salen raciones abundantes pa 8 personas. Son aproximadas y se pueden variar según los gustos personales.

  • Sangre de cordero 500 grs. A trocitos pequeños.
  • Pulmon y corazón de cordero unas tres unidades de cada. A trocitos pequeños.
  • Higado de cordero 300 grs. A trocitos pequeños.
  • Cebolla tierna 6 manojos, cortada en juliana.
  • Habas tiernas
  • Pimiento rojo en daditos pequeños
  • Alcachofa cortada a las cas muy finas.
  • Brotes de coliflor en trocitos pequeños.
  • Guisantes.
  • Patatas.
  • Pimientas de cayena al gusto.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva.
  • Yerbas aromáticas ¨Tomillo, menta, laurel, romero, todo ello dispuesto en un atillo, y sobre todo hinojo verde en cantidad muy abundante y picado y sobre todo que sea fresco.

ELABORACIÓN ( En cazuela de barro)

Sofreir bien todas las partes que componen la asadura con sal y pimienta y reservar.

Pochar lentamente toda la cebolla (aunque parezca mucha), con mucha paciencia, con el atillo de hierbas aromáticas, y la mitad del hinojo verde bien picado.

Incorporar todas las partes de la asadura, pimientas de cayena en la cantidad que se quiera, (el plato debe resultar algo picante), removemos bien y por fin incorporamos las verduras. Ir removiendo bien a fuego lento. Incorporamos la otra mitad del hinojo verde.

Cuando veamos que hemos llegado al punto de cocción deseado, siempre a fuego lento, paramos el fuego y lo dejamos reposar para el día siguiente.

Cuando lo vayamos a comer, al irlo calentando, freimos patatas cortadas en daditos, y una vez bien escurridas de aceite, las incorporamos al frit en el último momento y removemos bien la cazuela antes de servir.

En Mallorca, es tradición prepararlo el viernes santo para comerlo el sábado de gloria. En cada familia suelen tener su propia receta y no hay dos frits iguales. Esta receta ha pasado en mi familia de generación en generación. Es una bendición no solo comer este plato, sino juntarnos con los hijos mientras entre todos cocinamos juntos.

Nota: En casa lo que hacemos es congelar raciones sin la patata. Cuando vayáis a comerlo simplemente descongeláis y seguís las últimas instrucciones de mi padre añadiendo la patata.

12 comentarios:

  1. No lo conocía pero sinceramente también no lo probaré... Yo tampoco puedo con la casquería jajajja un besazo!!!!

    ResponderEliminar
  2. Una receta muy curiosa, pero lo siento...soy incapaz, ni por muy buena pinta que tenga. Disfruta del plato entre familia!, Felices vacaciones. Bsss

    ResponderEliminar
  3. No la conocía esta receta y te creo que debe de estar bien buena y una vez al año seguro que vale la pena hacerla y probarla. Buenos cocineros tienes en tu familia.
    Peto

    ResponderEliminar
  4. La sangre con la cebolla casan a las 1000 maravillas! No había oído hablar de este plato!

    ResponderEliminar
  5. Unmmmm, como me gusta este plato, lo comia a menudo mientras hacia el servicio militar y desde entonces no he vuelto a probarlo, si que he pensado muchas veces en hacerlo, pero todavia no me he decidido. Besos !!

    ResponderEliminar
  6. Viva tu padre, que arte tiene, enhorabuena, sigue así, con tu permiso me quedo por aquí, un beso, te espero por LAS DELICIAS DE MAYTE.

    ResponderEliminar
  7. Pues si te digo la verdad, me pasa como a ti. Mi madre prepara algún plato de casquería que me encanta, pero yo no me he atrevido a reproducirlo por el reparo que me da la manipulación de la materia prima... Pero como te digo, me gusta, y este plato seguro que me gustaría también. Besos!

    ResponderEliminar
  8. Quina bona pinta, Marina!! A mi m'encanta, el frit mallorquí! La meva tia, que és d'allà, ens en fa de vegades si anem a veure-la! Petons

    ResponderEliminar
  9. Los platos tradicionales me encantan, me guste comerlos o no, pero me parecen tesoros que no deben desaparecer nunca porque forman parte de nuestra cultura y de nuestra vida y aún cuando solo los hagamos una vez al año nos recuerdan la importancia de todo lo que representan para nosotros. Que lo disfrutéis.
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Pues yo tampoco lo voy a probar ¿eh?, que a mi eso de la sangre de cordero, pulmón, hígado y corazón como que no me va. Esperaré a la próxima receta que pongas, segurísimo que me gusta más que esta jajaja.
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  11. No lo conocía, y me ha parecido de lo más rico y original, una lástima tomar este tipo de platos una vez al año nada más, verdad? como los dulces navideños.. hay que hacer los platos que nos gustan más a menudo, y si son tan ricos como este, más aún!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Quants anys fa que no menjo frit!! tan bo que és...
    petonets

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...